Ahmadineyad, dishonoris causa

Mahmud Ahmadineyad con el Rector de la Universidad de La Habana, Gustavo Cobreiro Suárez.


El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, fue investido Doctor Honoris Causa en Ciencias Políticas en la Universidad de La Habana durante su breve visita a Cuba, una de las etapas de su reciente gira latinoamericana. De esa forma, el gobierno cubano quiso reciprocar un título similar conferido a Fidel Castro por la Universidad Tarbiat Modaris de Teherán en mayo de 2001.

En el homenaje a Ahmadineyad, las autoridades cubanas le cedieron el podio del Aula Magna para que pronunciara una “conferencia magistral” que fue en realidad una soflama antimperialista en la que el jefe de gobierno iraní vaticinó el fin del capitalismo. Su discurso seguramente gustó a sus anfitriones, en especial a Fidel Castro que se tomó tiempo para departir con él en extenso.

A todas luces, la visita no trae ningún provecho para Cuba, como no sea mostrar a un Fidel Castro alerta y muy al tanto de la actualidad tras los recientes rumores sobre su muerte. Por cierto, el encuentro con Ahmadineyad le sirvió al ex gobernante para escribir una de sus acostumbradas advertencias catastrofistas sobre el destino de la humanidad. Como se sabe, en estos días crecen las tensiones entre Estados Unidos e Irán por la insistencia del régimen de los ayatolas en desarrollar un programa nuclear.

La invitación a Ahmadineyad, precisamente ahora, es un dislate que solo se explica por la cercanía de la política exterior de los Castro a la de su valedor, Hugo Chávez. Sin embargo, más allá de los riesgos de la amistad estratégica con uno de los enemigos del archienemigo, el cálido recibimiento al presidente iraní en La Habana es sobre todo moralmente reprobable.

Ahmadineyad, a quien por cierto le queda aproximadamente un año y medio en el cargo según la constitución de la República Islámica, – ¿hay que recordarlo? – representa una estado oscurantista que sanciona el sometimiento de las mujeres, la persecución y ejecución de homosexuales y la aplicación de severos castigos al disenso. Este personaje niega el Holocausto judío, lanza todo tipo de amenazas contra Israel y considera al cristianismo y el judaísmo como “desviaciones”.

Por supuesto, el gobierno de Cuba está bien informado sobre quién es Ahmadineyad y qué simboliza. Aun así, decidió agasajarlo. Para ello, ordenó que una universidad que en su momento acogió como suyo lo más avanzado del pensamiento occidental, honrara a un individuo cuyo único mérito es tener una retórica y propósitos afines a los de Fidel Castro.

Otorgarle a Ahmadineyad la distinción de Profesor Honoris Causa entra en el abultado catálogo de absurdos que ha caracterizado al castrismo; es un baldón que deberá corregir la Universidad de La Habana, cuando en un distante futuro recupere su autonomía y sea por lo tanto inmume a controles políticos.

Irán: visos de revolución

La conmemoración de Ashura, fiesta sagrada del Islam chiíta, se convirtió en uno de los días de más violencia en las protestas de la oposición iraní contra el régimen del ayatola Alí Jameneí y el presidente Mahmoud Ahmadineyad.
La cifra de muertos es imprecisa, entre cuatro y nueve. Lo confirmado es que entre las víctimas está el sobrino del ex candidato opositor Mir Hossein Musaví quien, según sus seguidores, es el verdadero ganador de las elecciones presidenciales de junio pasado. La reelección de Ahmadineyad, refrendada por el ayatola Jameneí, Líder Supremo en la república islámica, fue el detonante de las protestas que han tenido lugar desde entonces.
Durante horas, policías y paramilitares fueron incapaces de aplacar la ira de los manifestantes que se volvió contra los uniformados, a quienes apedrearon y, en ocasiones, golpearon. Las imágenes muestran a un régimen  en retirada. No parece que ni las porras y los arrestos impidan estos brotes de violencia que como un volcán presagian una erupción mayor. Según dijo un activista de la oposición al diario británico The Times: “la gente ya no tiene miedo”. Los incidentes de este fin de semana parecen darle la razón.
En realidad, la represión no le ha servido de mucho al régimen. Hay quienes dicen, sin embargo, que de verse en jaque, la cúpula gobernante no dudará en usar todos los recursos a su alcance para permanecer en el poder. Otros creen que los dirigentes iraníes, una vez vista la determinación de gran parte del país por el cambio, optarán por hacer alguna concesión, o más bien ganar tiempo con promesas. Cualquiera que sea la decisión, los opositores no cejarán en su empeño por transformar el status quo. El recuerdo del martirio del imán Hossein, el nieto de Mahoma, les da ahora un nuevo ímpetu. Y sabido es que el sacrificio de la muerte tiene sitial de honor en el imaginario chiíta.
Las protestas fueron calificadas, prematuramente, como “revolución” hace unos meses. A juzgar por los últimos acontecimientos, ese parece ser el destino de Irán.




Irán: funeral termina en protestas

El funeral del ayatola Hossein Alí Montazerí, siempre una espina para quienes ejercen el poder en Irán, se convirtió hoy en una nueva muestra del rechazo que siente una gran parte de la población iraní contra sus gobernantes. Los detalles en este informe de AP.

Irán: nuevas protestas

La combativa oposición iraní no parece dejar pasar ninguna oportunidad para manifestar su descontento contra el régimen que dirigen el ayatola Alí Jameneí y el presidente Mahmud Ahmadinejad. Con motivo del aniversario de la muerte de tres estudiantes en protestas contra el Shah, miles de manifestantes se enfrentaron hoy a la policía alrededor de la Universidad de Teherán, según AP.

The Guardian también informa de los incidentes.

Dos artículos de interés sobre Irán aparecen hoy en El País (La educación, campo de batalla en Irán) y en la página en inglés de la BBC (How Iran’s opposition inverts old slogans).

Persas valientes

Los golpes, las balas, la cárcel y las torturas no son suficientes para aplacar a la oposición iraní. Hoy, día en que se conmemoró la toma de la embajada de Estados Unidos por estudiantes radicales hace 30 años, se reanudaron las protestas contra el gobierno del Líder Supremo, Alí Jamenei, y su presidente Mahmoud Ahmadineyad.
A los gritos de “muerte al dictador” se sumaron los de “Jamenei asesino” e “Irán verde no necesita de armas nucleares”.
Como era de esperar, los paramilitares basiyis reprimieron a los manifestantes.
En Twitter, recibo un mensaje: “el fin nunca ha estado más cerca”.

Nuevas protestas en Irán

Los partidarios del derrotado candidato presidencial Mir Hossein Musaví protestaron nuevamente hoy en Teherán. Las fuerzas de seguridad reprimieron a los manifestantes y habrían arrestado al menos a 10 de ellos, según Reuters.

Los opositores al gobierno conservador de Mahmud Ahmadineyad aprovecharon la celebración de la tradicional manifestación contra Israel, organizada por las autoridades. Se dice que miles de simpatizantes de Musaví llevaban cintas con el color verde de su campaña electoral (el verde se ha hecho contestario) y gritaban cosignas como “Ni Gaza, ni Líbano. La vida por Irán”.

Una vez más, como ha sucedido desde las controvertidas elecciones del pasado 12 de junio, la oposición iraní da muestra de no temer amenazas, cárcel, y tortura. Para ellos, la reelección de Ahmadineyad es ilegítima.

Con la protesta de hoy, los partidarios de Musaví y Kerroubi, otro de los candidatos derrotados, quieren darle una señal al régimen de que no habrá calma en el país hasta que se llegue a un acuerdo con ellos. Las autoridades pueden optar por descabezar el movimiento opositor o tratar de apaciguar los ánimos con negociaciones que diluyan la combatividad de sus adversarios políticos. Lo que ya está claro es que la violencia no es una solución.

Al margen de las protestas, Ahmadineyad volvió a expresar en su discurso por el día de Al Quds (nombre árabe de Jerusalén) su particular teoría sobre el surgimiento de Israel y el Holocausto. Según él, no hay pruebas suficientes para demostrar que el exterminio de millones de judíos durante el régimen de la Alemania nazi. Para el presidente iraní, se trata de un mito para justificar “la creación del estado sionista”.

Antes de su alocución, en una entrevista a la cadena de televisión estadounidense NBC, Ahmadineyad reiteró que Irán tiene el derecho a un programa nuclear con usos pacíficos.

La periodista Ann Curry tuvo que preguntar cuatro veces si Irán construirá armas nucleares. Fiel a su estilo, el presidente nunca dio una respuesta clara. También se refirió a la muerte de Neda en una manifestación el pasado 20 de junio. A pesar de que dijo lamentar la muerte de cualquier iraní, afirmó que el incidente en que la joven perdió la vida es parecido al que desencadenó el golpe de estado que desalojó del poder a Hugo Chávez en Venezuela por 47 horas en 2002. Es una entrevista que vale la pena ver para conocer un poco más al hombre que gobierna Irán.

Videos de las protestas y entrevista de Ahmadineyad

Visit msnbc.com for Breaking News, World News, and News about the Economy

Obama: ¿ingenuo o pragmático?

O es una medida bien pensada o es un serio error que le costará caro a Estados Unidos. La decisión del presidente Barack Obama de dar marcha atrás a los planes de su predecesor George W Bush de instalar un sistema de defensa antimisiles en Europa del Este contra un posible ataque de Irán concita las opiniones más encontradas.

Los críticos, sobre todo en el Partido Republicano, señalan que Obama ha actuado con ingenuidad al conceder a Rusia uno de sus más insistentes reclamos sin tener la certeza de lo que dará a cambio. Según advierten, Estados Unidos ha dado una señal de debilidad y Moscú querrá más.

Sin embargo, el mandatario estadounidense cosecha también elogios de quienes creen que se trata de una iniciativa lógica porque no hay tal amenaza de Irán. Es ese precisamente el argumento del presidente que se apoya en informes de inteligencia.

En lugar de instalar el sistema de defensa en Polonia y la República Checa, Obama propone interceptar los misiles iraníes de corto y mediano alcance primero desde barcos y más adelante desde Turquía y países de Europa Oriental.

Una opinión que se baraja es que al hacer esta concesión a Rusia, Obama intenta obtener apoyo para un endurecimiento de las sanciones contra Irán por su programa nuclear. La Casa Blanca lo niega. Por su parte los rusos también rechazan la idea de que los dos asuntos estén relacionados. Según el ministro de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov, lo que Obama ha hecho es “corregir un error de Bush”.

La cancelación del sistema de defensa antimisiles ha provocado malestar en los gobiernos de Polonia y la República Checa, que veían en él una garantía para su seguridad en caso de futuras tensiones con Rusia. El fantasma del pasado sigue vivo en Europa Oriental.

La decisión de Obama refleja nuevamente su pragmatismo en materia de política exterior. En lo que respecta a la seguridad de Europa, es mejor comprometer a Rusia, cada vez más segura de sí misma, que enfrentarla.  Es una apuesta sin ninguna garantía pero con absoluta lógica dada la dependencia del gas ruso de una buena parte del continente. En cuanto a Irán es posible que no haya un quid pro quo pero no tardaremos en saber si Moscú se muestra más proclive a presionar a un régimen con el que ya no tiene relaciones muy cordiales.

Neda: maestro habla sobre su muerte

El médico que intentó salvar a Neda Agha-Soltan, la joven que se ha convertido en un símbolo para los que reclaman sus derechos al gobierno de Irán, relató a la BBC su versión de los hechos.

El Dr Arash Hejazi estudia en una universidad inglesa.

Después de hablar en público sobre la muerte de Neda, él reconoce que no podrá regresar a Irán.

Mientras tanto, el temor del régimen ha llegado a prohibir cualquier tipo de acto de recuerdo por Neda.

Ayer el diario británico The Guardian daba cuenta de que la familia de la joven ha debido abandonar su hogar, según afirman unos vecinos.

No les han permitido a los familiares de Neda ni siquiera guardar luto a la manera que lo hacen los iraníes.

Una vez más, saquen ustedes sus conclusiones.

Bancarrota moral de un régimen

Este es uno de los últimos videos salidos de Irán. Fue filmado tal vez el fin de semana.

Más golpizas, más atropellos.

Es un régimen que cada vez pierde más legitimidad ante los ojos de sus ciudadanos y del mundo.

Neda y el miedo del gobierno iraní

A Neda Agha-Soltan la sepultó su familia ayer en un cementerio de Teherán.
La joven murió en las manifestaciones del sábado en la capital iraní.
Su novio, Caspian Makan habló al canal de televisión de la BBC en lengua farsi sobre la muerte y el entierro de Neda.
Esta es una transcripción de la conversación.
“Ella estaba cerca del área, a sólo unas calles, de donde las protestas tenían lugar, cerca de la Amir Abad. Estaba con su profesor de música, sentada en un automóvil detenido en el tráfico. Se sentía muy cansada y con calor. Salió del auto por sólo unos minutos.
Fue entonces que la mataron. Quienes la vieron y el video muestra claramente que probablemente paramilitares basij vestidos de civil le dispararon deliberadamente. Los testigos presenciales dicen que claramente ella era un objetivo y le dispararon al pecho.
Murió unos minutos después. La gente trató de llevarla al hospital más cercano, el Shariati, pero era demasiado tarde.
Pasamos trabajo para que las autoridades nos dieran el cuerpo. La llevaron a una morgue fuera de Teherán. Los funcionarios de la morgue preguntaron si podían usar partes del cuerpo para transplantes.
No explicaron lo que querían hacer. Su familia estuvo de acuerdo porque querían sepultarla tan pronto fuera posible.
La enterramos en cementerio de Behesht-e-Zahra en el sur de Irán. Nos pidieron que la enterráramos en esa sección donde parece que las autoridades han separado espacio para los que murieron en las violentas protestas en Teherán la semana pasada.
El lunes por la tarde quisimos hacer un servicio de recuerdo en una mezquita pero las autoridades allí y el Basij no lo permitieron. Estaban preocupados porque podría atraer atención indebida y no querían más problemas.
Las autoridades saben que todos en Irán y en el mundo sabern sobre ella. Por eso es que no querían un servicio de recuerdo. Tenían miedo de que mucha gente se apareciera”.
Tal como están las cosas, no nos permiten que nos reunamos para recordar a Neda”.
Hasta ahí su relato.
El régimen se mira en su propia historia.
Hace tres décadas los muertos del Sha tuvieron un extraordinario papel en su derrocamiento.
Neda no es una víctima más y éso lo saben muy bien el Líder Supremo y compañía.

Neda, de manifestante a mártir

Neda, una joven de 27 años, es uno de los iraníes que murieron en las manifestaciones de ayer sábado.

Había salido con su padre a protestar cuando las balas de un represor acabaron con su vida

El video causa, como es de suponer, una intensa repulsa hacia el régimen que ordena acallar con la violencia los reclamos de sus ciudadanos.

La muerte de Neda es una muestra de lo que está mal en Irán.

Esta joven de Teherán está en camino de convertirse en un poderoso símbolo, de esos que temen las dictaduras.

Desafío al poder


A pesar de las palabras intimidatorias del ayatola Alí Jameneí, Líder Supremo de Irán, los partidarios del reformista Mir Hossein Musaví, volvieron a protestar este sábado en las calles de Teherán.

Tal como lo había anunciado Jameneí, la policía y los paramilitares religiosos no se anduvieron con contemplaciones.

Al menos 10 personas murieron durante las manifestaciones de ayer.

La cifra de muertos es de la televisión estatal. Hasta ahora serían 25 los iraníes que han perdido la vida desde que se dio a conocer la victoria abrumadora del presidente conservador Mahmud Ahmadinejad en las elecciones del pasado 12 de junio.

¿Cuántos más serían los lesionados y los que han sido arrestados en estas últimas dos semanas?

Lo que está claro es que con las protestas de ayer los más decididos partidarios de la reforma recogieron el guante que les lanzó Jameneí.

Este desafío es algo inédito en la historia de 30 años de la llamada república islámica.

Hay dos artículos de análisis que me parecen indispensables para entender lo que ocurre en Irán.

El primero es el de una excelente periodista española, Angeles Espinoza, a la que conozco, al menos por teléfono, por mi trabajo en la BBC.

Angeles, que trabaja para el diario español El País desde Teherán, explica en La fractura de Irán los entretelones de la pugna por el poder en ese país.

El otro artículo que recomiendo es el de la periodista libanesa Kim Ghattas, corresponsal de la BBC en Washington, que se refiere a cómo la propuesta de diálogo del presidente Obama ha dividido a la cúpula clerical iraní.

Mientras tanto, el régimen culpa a potencias extranjeras de alentar a la rebelión de los manifestantes, táctica conocida de las dictaduras.

En esa línea, el ayatola Jamenei dijo durante su discurso del viernes, Júpiter tronante, que Gran Bretaña era la peor de todas.

Dicen representantes del régimen que agentes de la inteligencia británica viajaron a Irán antes de los disputados comicios presidenciales.

No es un secreto que Gran Bretaña tiene intereses en la región.

Algo que en concreto molesta al actual gobierno iraní son las transmisiones del nuevo canal de televisión de la BBC en lengua farsi.

Para acallar el mensajero, han impuesto restricciones no sólo a los corresponsales de la BBC sino a todos los periodistas extranjeros que no pueden informar sobre ningún acto político sin permiso de las autoridades.

El mensaje de cambios y reformas detrás de las protestas, sin embargo, será difícil de silenciar.

De alguna forma u otra, seguirá saliendo a la superficie a pesar de la represión y la mordaza.

Haga click aquí para ver imágenes de las protestas.

Irán: la prudencia de Obama

Por quinto día consecutivo, los partidarios de Mir Hossein Musaví salen a las calles de Irán.
Anoche los paramilitares de la milicia basij asaltaron residencias estudiantiles, llevándose consigo a decenas de jóvenes.
El régimen ha puesto llaves a los periodistas extranjeros a los que no se permite cubrir manifestaciones no autorizadas.
Los guardas del poder hacen más lentas la conexión de internet para entorpecer el flujo de información a través de servicios como Twitter.
Mientras tanto, en Estados Unidos se escuchan críticas al presidente Obama por no apoyar a la oposición iraní.
Algunos argumentan que al sindicato Solidaridad se le dieron en su momento máquinas de fax, que contribuyeron a dispersar el mensaje de rebeldía contra el gobierno comunista.
¿Por qué no ofrecer ayuda a Musaví y los suyos?, preguntan.
Tiene razón Obama en su cautela.
Tomar una posición de apoyo a los opositores iraníes es servirle en bandeja a Ahmadinejad el pretexto para presentarlos como la quintacolumna de Estados Unidos.
Irán no es Polonia, ni Musaví es Lech Walesa.
La posición de Washington es la misma de Londres.
Hoy, el ministro de Relaciones Exteriores, David Miliband, volvió a referirse con hábil cuidado sobre la situación política en Irán.
Recordó Miliband que no se trata de la pugna entre un político pro-occidental y su contrario.
Además, puntualizó que en materia de relaciones internacionales se desconoce cuan diferente de Ahmadinejad podría ser Musaví.
Tras la prudencia de los dos gobiernos hay, sobre todo, dudas.
Según la BBC, informes de inteligencia indican que, a pesar de todo, Ahmadinejad sí ganó las elecciones.

Irán: siete muertos y más protestas

Siete iraníes perdieron la vida ayer en una masiva protesta por lo que aseguran fue un fraude para impedir la victoria de su candidato, el reformista Mir Hossein Musaví, en las elecciones presidenciales de la semana pasada.

Eran parte de los cientos de miles, tal vez más de un millón, de personas que reclamaban que se anulen los comicios.

Al parecer murieron tiroteados por la milicia paramilitar basij, leales entre los leales a Mahmud Ahmadinejad, que ya celebró su reelección en medio del jolgorio de sus también numerosos partidarios.

Hoy, decenas de miles han vuelto a salir a las calles a pesar de la violencia.

El régimen, tomado por sorpresa ante la determinación de las multitudes, maniobra.

El Líder Supremo, Alí Jameneí, promete que se examinarán las acusaciones de fraude pero el Consejo de los Guardianes, instancia a la que corresponde dictaminar sobre la limpieza de los comicios, dice que el recuento sólo será parcial.

Tácticas dilatorias, sospechan muchos.

Irán es hoy una nación profundamente dividida, entre una clase media que aspira a un cambio, a un país moderno y con más libertades, y un sector conservador e inmovilista que tiene el apoyo de una parte considerable de la población acostumbrada a dádivas estatales.

Imposible predecir como se saldará esta lucha entre los que quieren mantener el status quo a cualquier costo y aquellos que aspiran a un mejor futuro, aun dentro de las limitadas posibilidades de una teocracia.

Las causas de las libertades casi siempre demandan mártires.

La del cambio en Irán ya tiene los suyos.

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com