Khmer rojo, una historia mal contada por Granma

                     Imagen

El diario Granma, el “órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba”, celebra los 35 años del triunfo del ejército vietnamita sobre el criminal régimen del Khmer rojo en Camboya. El 7 de enero de 1979 unidades militares de Vietnam y sus aliados camboyanos entraron en Phnom Penh, la capital, poniendo fin al gobierno de Pol Pot.

Granma condena el exterminio de casi un cuarto de la población de Camboya y nombra a tres de los principales asesinos. Todo bien, solo que olvida convenientemente señalar al comunismo como la ideología con la que se justificó el genocidio. Para decirlo con palabras de Oscar Wilde, esta es la ideología que no se atreve a decir su nombre.    

Los khmer rojos eran, nada más y menos, el Partido Comunista de Kampuchea o Partido Comunista Khmer. Para que no quedara duda de sus objetivos, vale la pena citarlos. Sus gerifaltes se jactaban de ser “la primera nación en construir el comunismo sin perder tiempo en los pasos intermedios”.

No menciona Granma que China fue el valedor del engendro, como la Unión Soviética lo fue de Vietnam. Ni tampoco el elemento ultranacionalista del khmer rojo que matizó el conflicto con los vietnamitas.

Por cierto, Cuba fue uno de los pocos países que mantuvieron misiones diplomáticas en la “Kampuchea Democrática” durante los casi cuatro años que duró la catástrofe. Las buenas relaciones terminaron cuando el régimen de Pol Pot expulsó a los cooperantes cubanos en 1978.

Granma no cuenta la historia completa y pareciera hacerlo con notable retraso. Durante el genocidio, que recordemos, ni una palabra.      

Granma: Camboya pasa la página pero no olvida

En este blog: En un campo de muerte del jemer rojo 

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Es de extrañar? Ellos manipulan todo lo que cae en sus manos,con tal de salvar su pellejo o justificar lo injustificable.

    Responder
  2. Michael H. M.

     /  enero 10, 2014

    Fernan, gracias por este llamado de atención. Anoche casualmente vi “The Killing Fields”, la peli de Joffe sobre el tema Cambodia. Prohibido olvidar, pero también sacar los conclusiones equivocadas: ese engendro solo puede ser hijo de la utopía comunista. Un abrazo.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: