Y el oso se cansó del fardo

El breve pontificado de Benedicto XVI llegó a su fin, casi ocho años después de ser electo en la mañana del 19 de abril de 2005. Al final, la enorme tarea de conducir una Iglesia aquejada por graves problemas fue demasiado para un frágil anciano de 85 años.

Al comenzar su ministerio, el ahora Papa Emérito se trazó la ambiciosa meta de recuperar los espacios que el laicismo ha ido arrancando al cristianismo en Europa. En sus viajes por el continente, Benedicto fue recibido con entusiasmo por los católicos. Sin embargo, no hay indicios de que a la fecha la religión cristiana haya recobrado alguna presencia en la esfera pública, allí donde la ha perdido. El avance del laicismo en Europa pareciera irreversible.

Quizás lo que más limitó la gestión de Benedicto fueron los numerosos escándalos por casos de pedofilia perpetrados por sacerdotes. A pesar de que él puso en marcha una política de no tolerancia para enfrentar este flagelo, el daño a la Iglesia ha sido considerable.

Otro de los dolores de cabeza para Benedicto fue el escándalo en el que se ha visto el Banco Vaticano, oficialmente Instituto para las Obras de Religión, por sospechas de lavado de dinero, evasión de impuestos y otros delitos.

Sin embargo, lo que más tocó de cerca al ex Papa fue el robo de cartas y memos confidenciales por su mayordomo Paolo Gabriele. Los documentos fueron publicados en mayo del año pasado.

Para colmo de males, un reciente informe redactado por tres cardenales y cuyo contenido no ha sido dado a conocer habría revelado corrupción, abuso de poder e intentos de chantaje contra clérigos homosexuales.

No en balde, Benedicto, con una salud mermada, se consideró incapaz de poner orden en la Iglesia y al mismo tiempo hacer frente a sus múltiples retos en siglo XXI.

El ex Papa se identificó alguna vez con el oso de una leyenda medieval que debe cargar un fardo. Al final del camino, el oso deja el bulto y desaparece. Podría decirse que eso precisamente sucedió hoy.

Ver: Benedicto XVI, el oso y su fardo

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. En pocos párrafos toda la información clave. Gracias Patis. Un saludo desde Lima, pues!!

    Responder
  2. Fernán González

     /  marzo 1, 2013

    Gracias por el comentario. Salud.

    Responder
  3. Gracias querido amigo!Mejor información no hay quien la dé!Siempre he envidiado de tí ese talento que tienes para in formarte a fondo y resumir lo más importante y sin que falte algo.Lo publicaré en mi muro!Puedo?Un abrazo interminablemente fraternal.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: