Carlos Cortiglia, el uruguayo que quiere ser alcalde de Londres

Carlos Cortiglia es uno de los siete candidatos a la alcaldía de Londres en las elecciones locales del próximo 3 de mayo. De nacimiento uruguayo y de profesión periodista; fuimos colegas en el Servicio Latinoamericano de la BBC, hoy BBC Mundo, a comienzos de los años noventa. Carlos representa al Partido Nacional Británico (British National Party, BNP), una agrupación política clasificada como de extrema derecha aunque él rechaza esa definición.

El BNP considera que la inmigración descontrolada es un peligro para la identidad británica y, para hacerle frente, aboga por deportaciones de “más de dos millones” de indocumentados e incentivos económicos para que los descendientes de extranjeros abandonen el país. El partido propone la instauración de la pena de muerte y la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Con gran curiosidad me puse en contacto con Carlos para preguntarle por su polémica candidatura.

¿Cómo se explica que un uruguayo, aunque nacionalizado británico, sea candidato a la alcaldía de Londres por un partido de extrema derecha con una agenda anti-inmigrante?

Para comenzar el British National Party no es derecha ni de izquierda y no tiene una agenda anti-inmigrante. Es un partido nacionalista que se opone a la inmigración ilegal y al hecho de que Gran Bretaña hoy en día como miembro de la Unión Europea no puede controlar sus fronteras.

Contrariamente a lo que se dice, el Partido Nacional Británico no es un partido de derecha. Defendemos la integridad de los servicios públicos en manos del Estado y decimos que los servicios públicos como el transporte y la salud, entre otros, tienen que ser ofrecidos como servicios públicos y no como empresas privadas.

Un ejemplo de esta línea política es nuestra oposición a la automatización de servicios de trenes en Londres. Entendemos que hay que defender los empleos de los trabajadores del transporte público.

Mientras David Cameron calificó a nuestro partido como partido de derecha, Lord Tebbit – también del Partido Conservador – al observar nuestras políticas sobre servicios públicos dijo que somos un partido de izquierda. Ni lo uno ni lo otro. Nos ubicamos en el centro de la política por entender que al mismo tiempo que defendemos la integridad de los servicios públicos también favorecemos la iniciativa privada en el ámbito privado.

¿Cómo se llevó a cabo el proceso para tu selección como candidato?

La selección se llevó a cabo sobre la base de que habiendo sido miembro del Partido Nacional Británico desde 2001 logré probar como miembro del partido y como Representante Regional de Prensa que tenía los atributos para transmitir el mensaje del Partido Nacional Británico. Llego a ser seleccionado sobre la base de una militancia activa y de haberme convertido en la voz del Partido Nacional Británico a través de los medios.

¿Podría decirse que te escogieron para mostrar que el partido no es anti-inmigrante?

Como decía al principio el partido no es anti-inmigrante. De lo que se trata es de defender y dar prioridad a aquellas personas que residen legalmente en el país.

¿Es tu selección una forma de contrarrestar percepciones negativas del partido?

Mi selección no tiene nada que ver con cambiar percepciones. Tiene que ver con la capacidad de promover los mensajes del Partido Nacional Británico dada mi experiencia de más de 25 años de periodismo profesional.

Hablemos de tu trayectoria política, ¿cómo llegaste al BNP?

Ingresé al Partido Nacional Británico en momentos en que se iniciaba un movimiento reformista para diferenciar al Partido Nacional Británico de otros movimientos o ideologías que poco tienen que ver con una identidad británica.

¿Qué te sedujo de su ideología?

No se trató de ideología sino de principios y fundamentalmente de dar prioridad a los intereses de Gran Bretaña.

En tu manifiesto electoral dices que te afiliaste al BNP “porque quieres conservar las tradiciones, las libertades y la identidad de este país”. ¿Es el BNP el mejor partido para lograrlo?

La mayoría de los demás partidos hablan de globalización que en definitiva se ha traducido en un mercantilismo desenfrenado que no tiene nada que ver con satisfacer las necesidades reales de Gran Bretaña. En más de un sentido las ideas británicas son gran parte de la base de lo que conocemos como mundo occidental y están estrechamente ligadas al desarrollo social, cultural y económico avanzado que caracterizan al mundo occidental.

Una de las críticas que te hacen es haber declarado al diario La Nación en 2003 que te brindaste como voluntario para luchar junto a los argentinos en las Falkland o Malvinas. Tus palabras fueron, según lo que aparece en internet:

Soy argentino oriental, o dicho de otro modo, uruguayo de nacimiento, y me siento muy ligado emocionalmente a la República Argentina. En 1982 me ofrecí como voluntario para ir a las Islas Malvinas. Todo nació de mi gran interés por la historia y por haber crecido nutrido por los ideales de lo que podría haber sido y finalmente no fue. Esto me llevó finalmente a involucrarme en la carrera periodística que, en definitiva, fue lo que me trajo al Reino Unido

¿No es eso una contradicción para alguien que representa al Partido Nacional Británico?

La entrevista fue inventada. Nunca hubo ninguna entrevista. Es más, nunca hubo ningún veterano ni ningún voluntario. En 1982 y durante todo el año trabajé como docente de educación secundaria estatal, realicé un curso de periodismo y cursos de idiomas, entre ellos un curso de profesorado de idioma inglés en un instituto ligado a la Embajada de Estados Unidos en Montevideo. Esto se puede comprobar fácilmente en Montevideo consultando a las autoridades uruguayas.

El primer ministro David Cameron clasifica al BNP como un partido fascista que desea dividir a este país en temas de raza y color de la piel. Es una opinión bastante generalizada. ¿Hay justificación para pensar así de ustedes?

No hay ninguna justificación. El partido tiene miembros no blancos incluyendo personas provenientes del denominado Commonwealth. Son una minoría simplemente porque la política oficial es atemorizar a la gente para que no se una al Partido Nacional Británico.

El líder de tu partido, Nick Griffin, ha dicho que no considera el mestizaje como algo moral o normal ( En el artículo The BNP: Anti-asylum protest, racist sect or power-winning movement?). ¿No es eso racismo?

Esos conceptos ya no existen en el Partido Nacional Británico donde hay miembros que pertenecen a familias en que hay elementos de diversas razas y nacionalidades.

Si fueras electo alcalde de Londres, ¿qué harías para cambiar esta ciudad?

Lo que planteamos es la integración de Londres como una ciudad total para poner fin a una administración de tipo feudal que divide la ciudad en treinta y tres autoridades municipales distintas. Nuestra postura es todos los londinenses tiene que tener acceso al mismo nivel de servicios sin importar en qué parte de Londres vivan.

Has prometido transporte gratuito en tren y metro los fines de semana, ¿es eso viable?

El tema del transporte lo hemos planteado como una aspiración en el marco de una Plan Maestro para toda la ciudad Londres.

La BBC te dio la oportunidad de hablar de tus propuestas electorales. Sin embargo, no estás satisfecho. ¿Por qué? ¿Será que la BBC evita ser una plataforma para opiniones extremistas?

La BBC ha cambiado en el correr del tiempo. Mi insatisfacción se debe a que yo creo que todos los partidos políticos tienen el mismo derecho de ser escuchados y eso es algo que no existe en Gran Bretaña donde los denominados partidos principales monopolizan los medios.

¿Calculas cuántos votos podrías obtener?

No tiene sentido ponerse a especular sobre cuantos votos se podrá obtener porque la cantidad de votos varía de una elección a otra.

¿Cuántos miembros tiene el BNP en Londres?

El criterio de que un partido es más importante porque tiene más miembros es una idea absurda y un concepto vetusto. Un partido político será más o menos importante en base a su actuación electoral que puede variar de una elección a otra.

¿Por qué deberíamos votar por ti?

La gente debería apoyarme porque represento un intento de integración real en Gran Bretaña, un país donde se habla mucho de integración, pero lamentablemente en lugar de integración se han creado ghettos. La realidad se comprueba con solo mirar la formación de las bancadas parlamentarias.

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Roberto Belo

     /  abril 19, 2012

    Muy buena entrevista, Fernán. Tu interlocutor tiene el discurso bien aceitado, pero evita hablar de lo que realmente hay debajo de la piel de “buenas intenciones” del “nuevo” BNP.

    Responder
  2. Fandor

     /  abril 19, 2012

    Creo que la candidatura de Carlos es un lavado de cara del BNP. ¿No les parece?

    Responder
  3. Jorge

     /  abril 23, 2012

    Carlos fue mi compañero en Radio Rural de Montevideo(1988) ya en ese entonces sus ideas de derecha eran notorias y admiraba bastante lo que tiene que ver con el nacional socialismo. Cariñosamente lo apodabamos el Loco Cortiglia.

    Responder
  4. GGMAgroRural

     /  abril 25, 2012

    Nos gustaria comunicarnos de alguna manera con usted para poder presentarnos, somos una empresa Uruguaya que se dedica al trabajo con inversionistas extranjeros. Nos encantaria entrar en contacto mas personal o directo con usted. Quedamos a su disposicion.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: