Detengan la masacre

De tres mil a siete mil muertos. Y hasta más. La cifra depende de quien lo dice: organizaciones de derechos humanos, la oposición siria, el mismo régimen de Bachar el Asad, contra quien se hace una revolución. Contra una dictadura heredada y 41 años de falta de libertad.

A golpe de balas y bombas intenta Asad doblegar Homs, tercera ciudad de Siria y centro de la rebelión. No le importan las condenas de los árabes, de Estados Unidos, Europa, Turquía y la mayor parte del mundo. Detrás del tirano, Irán. Con él, Rusia. China, que presta veto a su favor. Y lo defienden, ciegos y sordos de conveniencia, triste comparsa, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador.

Ya se sabe que Siria es diferente de Libia, que es mucho más complicado intervenir… pero, señores, ¿cuántos más morirán antes de que alguien haga algo para poner fin a esta masacre?

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: