Con Cuba a cuestas

Este pudo ser un domingo tranquilo. Habría podido continuar leyendo Freedom, la novela de Jonathan Franzen, con sus personajes tan comunes y corrientes que parecen gente conocida y de narración tan ágil, tan cinematográfica. O habría podido irme a caminar con N por el bosque de Epping y así cumplir con un ejercicio físico postergado. O tal vez habría podido ver alguna de las películas de estreno en Londres. Sin embargo, Cuba me tuvo sentado ante la pantalla del ordenador una buena parte del día. Lo admito: soy uno de esos emigrantes que no puede dejar de estar pendiente de su país de origen.

Porque ¿cómo no pensar hoy en Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, grave en un hospital de La Habana? Una ex profesora de secundaria que luchó durante casi siete años por la libertad de su esposo, Héctor Maseda, soportando los más groseros actos de intimidación ordenados por el gobierno cubano. Una diabética de 65 años de edad que haciendo derroche de los que nos falta a millones reafirmó hace poco su compromiso y el de las mujeres de su organización con la defensa de los derechos humanos en Cuba. Con razón el escritor Andrés Reynaldo las considera damas de la redención.

¿Cómo no temer por trece de ellas, arrestadas hoy en el oriente del país para impedirles asistir a una misa en la catedral de Santiago de Cuba? Son detenciones que demuestran que la orden a las fuerzas represivas es no permitir otro foco de protesta, aunque sea pacífico y simbólico, al estilo de las caminatas por la Quinta Avenida de La Habana.

¿Cómo no preocuparse porque el número de cubanos que abandona la isla de forma ilegal se haya duplicado en los últimos doce meses, después de un descenso en los últimos tres años? Centenares arriesgaron sus vidas a cambio de la oportunidad de progreso económico que, al parecer no ven probable con las llamadas reformas de Raúl Castro. ¿Se sabe cuántos murieron cruzando el Estrecho de la Florida?

¿Cómo no indignarme ante el apoyo que brinda mi país al sanguinario régimen de Bashar Al Asad, haciendo caso omiso de la muerte de miles de personas a manos de sus servicios de seguridad y de la repulsa que provoca en los países árabes en particular? Ayer los cancilleres de Cuba, Venezuela y los miembros menores del llamado ALBA hicieron peregrinación a Damasco para ofrecer su solidaridad incondicional al dictador sirio. Hacer causa común Asad por un torcido concepto de soberanía nacional es uno de los actos más absurdos de la diplomacia cubana en los últimos tiempos.

Hay muchas otra razones, esas que de constantes ya no son noticia, para que se perturbe un domingo. Es una cruz Cuba.

Deja un comentario

3 comentarios

  1. Ismari Perez

     /  octubre 10, 2011

    Fernan,nos ha tocado a nosotros los cubanos de esta gran diaspora vivir pendientes de lo que pasa en nuestra tierra de origen y no poder aunque queramos zafarnos del horror de lo que alli acontence aun despues de 52 años de oprobio.
    Y mientras aparentemente nos adaptamos a nuestro pais adoptivo, estudiamos, traabajamos , tenemos hijos y parece que vivimos nuestra vida en una mejor situacion la sombra terrible de lo que pasa en nuestra patria , los horrores que alli suceden todos los dias nos pesan en el corazon y nos hieren. Por eso escribi cuando el exodo del Mariel que coincidio con la perdida de mi padre en Cuba y lejos de mi y de otros eventos dramaticos: que me afectaron.
    ” Estoy vestida de rojo y tengo luto en el alma
    Y quiero rasgarme el traje y vestirme de esperanza”
    Y los años pasan y la esperanza se me muere a mi y a todos los cubanos de dentro y de fuera.

    Responder
  2. Fernán González

     /  octubre 10, 2011

    Estimada amiga, tengo la impresión de que algunos estamos más pendientes que otros. Hay cubanos que me han dicho que ellos no quieren saber nada de aquel país, que aquel es un caso perdido y que, por lo tanto, no vale la pena perder el tiempo informándose de lo que allá sucede.

    Es cierto que la esperanza de ver un cambio positivo se aleja cada día. De todas formas, no perdamos la fe. Si no somos nosotros, serán otros.

    Responder
  3. Si,la esperanza es lo último que se pierde;pero…A mi me dá mucha lástima con los que se arriesgan en Cuba a protestar y que la mayoría de la población se quede impasible viendo el atropello o participando en esos mítines de la plebe desvergonzada y en el peor de los casos ni se enteran y cuando llega la información es manipulada por los de la mesa retonta.A la nueva generación de cubanos no le interesa tener libertad de expresión ni de movimiento,ni un país pluripartidista porque no saben lo que es eso y dá dolor reconocer cómo han sido manipulados y malformados.Por ejemplo,aquí en mi ciudad hay montones y todos están para ganar dinero como sea(hasta prostituyéndose de mente y espíritu)para mantener la miseria de sus familiares en la isla y cuando hablas de algún tema serio sobre Cuba,si no es para alabar al tirano,te dicen que no les interesa la política…con eso bueyes no se puede arar porque no saben expresar sus ideas ni orales y muchísimo menos escritas.
    Esos otros,no sé dónde estan…en la isla están manipulados y en el extranjero se mueren de miedo.
    Siento mucho ver como un país tan floreciente,uno de los mejores en Latinoamérica,se ha convertido en los peores de este planeta…el gran logro de Fidel Castro:llevar a Cuba al estado futurista de un planeta abatido por alguna plaga como muestran algunas películas de ciencia ficción,como la película “Mad Max beyond Thunderdom” y ell hombre nuevo que no conoce otra cosa que la piratería y la mentira para sobrevivir la apocalipsis.
    La esperanza es lo último que se pierde…rezemos para que algo pase…mi esperanza cuelga de un hilito fino y triste.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: