De matrículas universitarias y violencia

El gobierno británico logró aprobar hoy en el parlamento su polémico aumento de las matrículas universitarias. En el futuro, las universidades de Inglaterra podrán cobrar hasta nueve mil libras esterlinas (más de 14 mil dólares) a quienes deseen estudiar en ellas.

Hace unos años el ingreso a la universidad era todavía gratuito. Fue así que un amigo, a pesar de venir de una familia pobre, cursó estudios en un centro universitario del sur del país. Debía pagar solo los libros y el alojamiento. Con un préstamo de su padre y un trabajo a medio tiempo como camionero pudo sufragar sus gastos. Según me dice, graduarse le habría sido imposible bajo el nuevo régimen.

El incremento de las matrículas ha provocado ya violentas protestas contra la coalición conservadora-liberal demócrata. Hoy en Londres, grupos de manifestantes atacaron el automóvil en que viajaban el príncipe Carlos y su esposa,  el Ministerio de Economía, la sede del Tribunal Supremo y una tienda en Oxford Street. Los vidrios rotos y las pintadas se han hecho recurrentes en los alrededores de la sede del gobierno.

No puedo dejar de solidarizarme con los estudiantes, la mayoría pacíficos, cuya causa se roban unos pocos. Lamentablemente, nada hará dar marcha atrás a David Cameron y sus ministros que, aunque lo nieguen, han convertido las universidades en cuestión de dinero.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Salvador V Guerra

     /  diciembre 10, 2010

    Igual me solidarizo con esos estudiantes , la educación es un derecho…y es una locura el precio ….

    Responder
  2. FGT

     /  diciembre 10, 2010

    También hay que condenar la violencia y pedir a la policía que coordine mejor su respuesta. Viendo los aconteciomientos por televisión, a veces parecía que los violentos y los agentes antimotines jugaban al gato y al ratón.

    Responder
  3. El Pichy

     /  diciembre 10, 2010

    Blog Unidos a favor de Aguaya Berlín, que acaba de sufrir una violación de sus derechos.

    Pedimos a todos los blogueros que se solidaricen.

    Aguaya Berlín, una cibernética matemática escapada de allí como casi todos hicimos, desinformando, preparando un plan de fuga efectivo que, sin embargo, no contemplaba las despedidas. Porque uno se marcha de Cuba con la ilusión de que un Estado tan bárbaro no nos superará, ni en el tiempo ni en las emociones. Y un buen día, cuando ya hemos desarrollado con mucho esfuerzo nuestro propio camino en el exilio, nos damos cuenta de que el animal aquel, voraz, vengativo, no es capaz de perdonarnos ni siquiera en nombre del tiempo, como hicieron aquellos intelectuales de izquierda que, al menos, se han retirado de una callada manera.
    No.
    Saturno –ya se sabe- no perdona jamás. Aguaya es una luchadora con papaya.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: