Cuba: sobre la liberación de los presos políticos

Las últimas semanas trajeron alegrías, esperanzas, frustraciones, incertidumbre e indignación para aquellos cubanos a los que nos importa la situación de más de un centenar de hombres encerrados en las cárceles de la Isla por sus ideas o su accionar político. El gobierno de Raúl Castro comenzó a abrir las rejas de sus ergástulas para que los presos del llamado Grupo de los 75 salgan hacia España. De ellos, más de diez ya se encuentran en Madrid con algunos de sus familiares y se prevé que en los próximos días y meses otros sigan el mismo camino.

Todos aquellos que pedimos por su libertad, ya sea en la Carta por la Liberación de los Presos Políticos que un grupo de valientes activistas hizo circular por internet o mediante protestas en Cuba o en cualquier parte del mundo, no podemos menos que sentir un auténtico regocijo porque comienza a atenderse el problema más urgente de derechos humanos que existe en el país. La liberación de los que padecieron y padecen cárcel por disentir siempre tiene una justa prioridad en la lista de nuestros reclamos.

Ver y oir a Pablo Pacheco, José Luis Paneque, Normando Hernández y a otros de sus compañeros cuando denuncian ante la prensa española los atropellos de que fueron víctimas deprime y, a la vez, reconforta. Ellos tienen esa mirada profunda y oscura de los que han visto el horror de la cárcel y a pesar de ello tienen el espíritu indemne. El fin de su castigo físico y psicólogico es una victoria que tiene de padres a Orlando Zapata y Guillermo Fariñas y de madres a las Damas de Blanco. Es, sin embargo, un logro que se diluye ante la condición impuesta por el gobierno cubano para su excarcelación: el exilio.

La liberación de los presos políticos es bienvenida pero no cambia en nada la naturaleza represiva del Estado. La mal llamada Ley de Protección de la Independencia Nacional y la Economía, por la que fueron a la cárcel continúa en plena vigencia. Este engendro jurídico que penaliza la libertad de expresión es sólo una de las muchas trabas que impiden que Cuba sea una democracia. Basta citar entre los muchos que siguen en pie las absurdas reglas migratorias que limitan la entrada y salida de los cubanos de su propio país.

Lamentablemente, no hay señal alguna de que el gobierno esté dispuesto a desmantelar su andamiaje de control político de la población. Alguien que debe saberlo es el canciller de España, Miguel Ángel Moratinos, quien negoció la solución a medias del drama de los presos. Moratinos dijo después de sus encuentros con Raúl Castro que el gobernante cubano “tiene las ideas muy claras” sobre un proceso de reformas económicas y sociales. Nótese la omisión de las libertades políticas.

En este contexto, la liberación de los presos sigue un guión al que está habituado el castrismo desde su instalación en el poder. Es indudable que la presión interna y externa y la difícil situación económica por la que atraviesa le obligaron a abrir la mano. Sin embargo, el régimen espera que ese toma venga con un daca indefectible, esta vez de la Unión Europea. La medida también podría también producir el beneficio de abrir grietas mayores al embargo de Estados Unidos.

Mucho se ha dicho de la intercesión de la Iglesia Católica cubana – porque de eso se trata – para lograr la excarcelación de los presos. Si hay algo positivo después de la reunificación de estos hombres con sus familiares es saber que la jerarquía católica ha asumido con valentía un papel que le corresponde en la sociedad cubana.

Deja un comentario

1 comentario

  1. Rocío

     /  julio 17, 2010

    Se ilusionan aquellos que piensan que esto es señal de cambio. Vade retro, Moratinos.

    Responder

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: