La carta de 74 cubanos al Congreso de EEUU

Yoani Sánchez, Guillermo Fariñas, Elizardo Sánchez, el padre José Conrado, Dagoberto Valdés y otros 69 cubanos enviaron una carta al Congreso de Estados Unidos en la que se pronuncian por el levantamiento de las restricciones a los viajes de los ciudadanos estadounidenses y a las exportaciones de productos agrícolas a la Isla. Pretenden influir así en la discusión de un proyecto de ley, conocido como Peterson Moran, que se propone ese fin.

Los firmantes, conocidos de alguna u otra forma por su actitud contestataria, dicen en la carta que “el aislamiento del pueblo de Cuba beneficia a los intereses más inmovilistas del gobierno, mientras que la apertura sirve para informar y empoderar a los cubanos y ayudar a un mayor fortalecimiento de nuestra sociedad civil”.

Adelantándose a las críticas, los que suscriben se manifiestan conscientes de que los fondos del turismo proveniente de Estados Unidos podrían ayudar a las autoridades cubanas a mantener su represión. Sin embargo, consideran que nunca se debe coartar el derecho a viajar libremente.

La carta abre de nuevo un debate entre cubanos. Algunos, sobre todo desde el extranjero, señalan que se trata de un error. No sin razón, argumentan que los turistas estadounidenses no cambiarán en nada la situación política de la Isla (¿lo cree realmente alguien?). Por lo tanto, su conclusión es que no se debe abogar por una medida que fortalecerá económicamente al Gobierno.

Que conste: soy un firme defensor del derecho de los cubanos a expresarnos críticamente sobre cualquier aspecto de nuestra vida nacional y eso incluye las luces y las sombras de nuestros disidentes. Sin embargo, tildar de ilusos a los autores de la carta, como ya se hace, es cuanto menos un desacierto. El texto de la misiva deja en claro que la libertad y la democracia en Cuba es único asunto de cubanos, los de la Isla y los de la Diáspora.

Es cierto que falta a veces agudeza en las acciones de esos opositores divididos y bajo constante ataque pero quizás en este caso están por delante de sus críticos. Los disidentes saben que tarde o temprano se levantarán las trabas para los viajes y el comercio con Cuba porque a ello se inclina cada vez más la opinión pública en Estados Unidos. Para ser idealistas, actúan los firmantes de la carta con una notable sagacidad política.

La carta de los 74 en PDF del Center for Democracy in the Americas.

Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: