Sobre el caso del general Acevedo

El caso de corrupción que involucra al destituido presidente del Instituto de Aviación Civil de Cuba,  general Rogelio Acevedo, tuvo su primera víctima en el chileno Roberto Baudrand, quien murió anteayer en La Habana. Baudrand era el ejecutivo de la empresa Río Zaza, propiedad de su compatriota Max Marambio, un izquierdista que hasta hace poco gozó de la confianza de Fidel Castro. Se cree que Baudrand se habría suicidado en su residencia después de ser sometido a dos largos interrogatorios. Las autoridades cubanas no le permitían salir del país.

Desconocemos qué grado de participación tuvo Baudrand en este caso. En realidad lo poco que sabemos es lo que se ha filtrado a la prensa extranjera a través del silencio del gobierno cubano. Los primeros detalles fueron publicados por la BBC.

Al parecer todo comenzó cuando la policía cubana descubrió una elevada suma de dinero en el baño de la casa del general Acevedo. Algunas fuentes hablan de decenas de miles de dólares. La esposa del  militar, Ofelia Liptak, trabajaba para la sociedad financiera International Network Group (ING) de Marambio. 

El empresario, que tiene 30 millones de dólares congelados en Cuba, está a buen recaudo en Chile. Es poco probable que declare a las autoridades cubanas lo que sabe sobre sus antiguos socios en la Isla, a los que les esperan fuertes condenas si se prueban las acusaciones. 

Al parecer se sospecha que los implicados se preparaban para un futuro sin los hermanos Castro, a juzgar por un artículo que publicó este miércoles el académico oficialista Esteban Morales del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana

Dice Morales: “sin duda, se va haciendo evidente, de que hay gentes en posiciones de gobierno y estatal, que se están apalancando financieramente, para cuando la Revolución se caiga, y otros, que pueden tener casi todo preparado para producir el traspaso de los bienes estatales a manos privadas, como tuvo lugar en la antigua URSS”.

Es difícil saber cuánto refleja la opinión de Morales la versión oficial pero se supone que el académico debe estar bien informado. En todo caso, a juzgar por lo que afirma, el gobierno tiene un serio problema cuando algunos de los suyos se aprestan ya para lo que creen inevitable. Tela para cortar. 
UPDATE:

Los resultados preliminares de la autopsia de Roberto Baudrand indicarían que murió de un infarto, según informa Diario de Cuba.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: