Un milagro por Fariñas


Es el vivo retrato de Mahatma Gandhi y como el gestor de la independencia de la India, escogió la huelga de hambre como forma de protesta con más obstinación que esperanza.

Guillermo Fariñas, sicólogo y periodista, lleva ya ocho días en huelga de hambre en la ciudad cubana de Santa Clara con un simple reclamo: que el gobierno de Fidel y Raúl Castro ponga en libertad a 26 presos políticos con problemas de salud. Es una reivindicación por cuyo feliz término nadie apuesta.

Sin embargo, Fariñas se muestra decidido a seguir hasta el final si no hay respuesta a su reclamo. Él, que reconoce tener “vocación de mártir”, ha puesto su vida sobre la mesa en un juego de voluntades en el que nadie quiere ceder.

Nadie desea que muera Fariñas, ni los que gobiernan Cuba. Y uno reza para que alguno de ellos vea la luz, para que se dé cuenta que como nación ya tuvimos suficientes muertos y que es la hora de un gesto de humanidad en nuestra propia casa. Es el único milagro que podría salvar a Fariñas y no llega.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: