Por el camino de Orlando Zapata Tamayo

Callar por miedo a las represalias está dejando de ser ya una opción para cada vez más cubanos, fuera y dentro de la isla. El gobierno de Raúl Castro lo sabe bien. No debe sorprender entonces a las autoridades que cinco personas hayan decidido seguir el ejemplo del rebelde Orlando Zapata Tamayo, muerto en huelga de hambre por reclamar derechos como prisionero de conciencia.

Son cuatro presos políticos y un disidente que ponen en peligro sus vidas como último recurso para que se escuchen los innumerables pedidos de libertad ignorados por quienes ejercen el poder en Cuba. Sus nombres: Diosdado González, Eduardo Díaz, Fidel Suárez, Nelson Molinet y Guillermo Fariñas.

La primera reacción, según nos dicen, ha sido la de enviar a los presos a celdas de castigo como hicieron con Zapata Tamayo, un paso inicial para doblegarlos con el que a la vez miden la voluntad para sobrellevar el ayuno. Otros métodos se intentarán para disuadirlos porque la lógica dice que el gobierno no puede permitirse la posibilidad de más muertos en rebeldía.

Cada uno de los presos cumple excesivas condenas de más de 20 años de cárcel por el delito de ser disidentes. Forman parte del grupo de los 75 de la Primavera Negra de 2003.

Cuando hay esas sentencias de por medio, una nula perspectiva de indulto y ni siquiera de mejoría en sus condiciones carcelarias, se llega a los extremos de una huelga de hambre. Por eso murió Orlando Zapata Tamayo.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: