Orlando Zapata, prisionero y libre

A Orlando Zapata  no lo conozco y quizás nunca lo conoceré. Sé poco de este cubano de 42 años. Por ejemplo, que es albañil  y plomero y que ha pasado los últimos seis años y diez meses de su vida privado de libertad: menos de un tercio de una condena de 30 años de cárcel por manifestar públicamente su oposición al estado de cosas en Cuba.

Orlando está pagando caro por su sueño de cambio pacífico, uno que en otros países normalmente se resuelve en las urnas. Además de perder gran parte de su juventud en un encierro, sufre maltratos y palizas, según denuncia su madre.

Con Orlando me siento en deuda. Es una obligación que yo, ni nadie, podrá saldar. Sólo me queda hacer conciencia sobre lo que hoy padece. Lo hago con la certeza de que él cree, como el famoso prisionero de Lord Byron, que a la Libertad, esa que se lleva adentro, no le pueden poner cadenas.


Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: