Cuba: la propuesta de Oswaldo Payá

Los cubanos comienzan el año con la noticia de que aquellos que viajen a Estados Unidos serán sometidos a un riguroso registro en los aeropuertos de ese país. El motivo: Cuba está todavía en la lista negra de países que tienen vínculos con organizaciones terroristas. Es, en mi opinión, una medida exagerada que hace que el simple ciudadano cubano tenga que someterse a más incomodidades por visitar a sus familiares.

Otra noticia que quizás no se conoce mucho en Cuba es la expulsión del eurodiputado socialista español Luis Yáñez tan pronto puso pies en el aeropuerto de La Habana. Yáñez tenía previsto entrevistarse con Manuel Cuesta Morúa, dirigente del Arco Progresista, de orientación socialdemócrata. El gobierno de España deplora la reacción cubana, que resta fuerza a los argumentos del canciller Miguel Ángel Moratinos para que la Unión Europea deje sin efecto la posición común hacia la isla. Al gobierno cubano parece importarle poco. De cierta forma, su actitud confirma lo que ya dejó en claro el presidente Raúl Castro en el discurso ante la Asamblea Nacional el mes pasado: se mantendrá a toda costa la línea dura contra los opositores, lo que pasa por negarles legitimidad y obstaculizar cualquier apoyo.

En ese panorama, cabe destacar la primera iniciativa de la disidencia este año. Oswaldo Payá, dirigente del Movimiento Cristiano Liberación, dio a conocer una propuesta de unión de la atomizada oposición bajo el paraguas de un Foro Cubano que de cierta forma sintetiza las demandas de su Proyecto Varela, al que el gobierno cerró las puertas con una enmienda a la Constitución de 1976 que declara el socialismo como sistema socioeconómico “irrevocable” de la República de Cuba.

Los principios de la propuesta de Payá, en sus palabras:

1. Amor a la Patria, que somos todos los cubanos. Amor a nuestra cultura, a lo que somos, a la tierra que Dios nos dio para que vivamos libres y fraternalmente, en Cuba, siempre única, independiente y soberana, amiga de todos los pueblos y hermana de toda la humanidad. Un espíritu solidario, fraterno y pacífico. Todos tenemos derechos sólo por ser seres humanos. Estos derechos son inseparables del deber de defenderlos para todos, del deber de la solidaridad. Es la solidaridad y el compartir este deber, trabajando juntos por todos los derechos y por el bien común, lo que nos unirá a todos.

2. Transparencia: Liberar la palabra. Tomarse la libertad de expresión y también escuchar con respeto, sin odio y sin miedo. Dialogar y promover el dialogo y la reconciliación entre los cubanos sobre la base indivisible del amor y la verdad.

3. Participación de todos los cubanos que viven dentro y fuera de Cuba sin exclusiones y para el bien de todos. Participar es apoyar y reclamar los cambios que concreten el respeto en la ley y en la práctica del ejercicio de la libertad de expresión y asociación, de la libertad de viajar, el derecho de los cubanos a tener empresas propias, los derechos y la justicia para los trabajadores y el derecho de los ciudadanos a elegir y ser elegidos para todos los cargos públicos en elecciones libres, plurales y democráticas y la liberación de los que están encarcelados por promover y defender pacíficamente los derechos de los cubanos. ¿Por qué no los derechos? ¿Quién dice que los cubanos no merecemos esos derechos? ¿A quién se daña si todos los ciudadanos ejercemos esos derechos? Porque sin esos derechos, no hay cambios justos y verdaderos y no se ejerce verdaderamente la soberanía popular. Los primeros que tenemos que tomar conciencia de que nos corresponden esos derechos y reclamarlos, somos los propios cubanos.

4. Liberación: con generosidad y sencillez, superando miedos, egoísmos y rencores y perdonando, sin protagonismos ni vanidades, pueden identificarse públicamente con el espíritu y los objetivos de Foro Cubano y expresar la solidaridad con todos los cubanos y también entre todos los que nos decidimos a servir al pueblo impulsando esta campaña por los cambios para Cuba.

¿Podrá conseguir apoyo Payá para su iniciativa dentro de la Isla? La situación de quienes ejercen o quieren ejercer su derecho a disentir sigue siendo tan difícil como antes, quizás peor, aunque nunca se sabe.

Página de Oswaldo Payá

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: