Akmal Shaikh: un crimen legal

A pesar de los numerosos pedidos de clemencia, China ejecutó al ciudadano británico Akmal Shaikh, condenado por tráfico de drogas. Según sus allegados, Shaikh padecía de trastorno bipolar, una enfermedad mental en la que se alternan períodos de excitabilidad y depresión.

La justificación de la portavoz del gobierno chino Jiang Yu es un despliegue de cinismo que muestra el desprecio de la clase dirigente por los derechos humanos. La señora Yu dijo en resumen: el narcotráfico es un grave crimen castigado en todo el mundo, el sistema judicial chino es independiente, las leyes son las leyes y Gran Bretaña no debe criticarnos.

Cuando ya se habían agotado todas las instancias, quedaba el indulto: conmutar la pena capital por cadena perpetua. Estaba en manos del presidente Hu Jintao, que no se dio por aludido. La pregunta es porqué.

¿Es una reacción a las recientes críticas en Occidente a la condena del disidente Liu Xiaobo a once años de cárcel por el delito de “incitar a la subversión del poder del Estado”?  ¿O es una advertencia a otros narcotraficantes? Y si así fuera, ¿es el narcotráfico en China un problema de tal urgencia que justifique ejecutar a un occidental, el primero en cincuenta años?

Agradeceré que alguien me dé respuestas. La única certeza en este caso es que es un crimen sancionado por las leyes de un país al que se señala como la potencia del futuro.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: