La Habana o el encanto de la decadencia

Habana 2

Muchas veces he escuchado decir que a Cuba hay que viajar “antes de que cambie”; lo que quiere decir, antes de que haya anuncios publicitarios en las calles, se instalen McDonald’s por todas partes y los turistas americanos invadan en masa la isla.

Los potenciales visitantes están convencidos de que Cuba se encamina tarde o temprano a ser como cualquier otro destino turístico de la región. Temen que de esa forma el país perderá la identidad propia que le dan 50 años de ser diferente. Definitivamente, hay algo en la decadencia que resulta atrayente.

Un artículo del diario británico The Independent utiliza el factor del deterioro material para promover visitas a La Habana. Su autora habla de “calles exquisitamente ruinosas” y de automóviles antiguos “en mal estado”. La periodista compara a Cuba con “un barco que navega hacia el atardecer aunque su ancla en forma de Fidel todavía arrastra arena” y afirma que “nadie sabe lo que pasará en la isla cuando Raúl se vaya”.

Se trata de una descripción certera y actualizada de la realidad cubana a excepción de un subtítulo que engañosamente proclama: “el ritmo de cambio se acelera en Cuba, por eso visítela pronto”. ¿Cuáles cambios?, me pregunto ante este dislate de leso periodismo.

Vuelvo al elemento ruina como selling point de La Habana y no puedo dejar de pensar en la ciudad que fue, en el parque temático en que se ha convertido.

Entrada anterior
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: