Justicia póstuma para Alan Turing

Alan Turing

Vox populi, vox dei. El primer ministro de Gran Bretaña Gordon Brown escuchó la petición que le enviamos casi 31 mil personas para que se le hiciera justicia al célebre matemático Alan Turing, el creador de una máquina que permitió descifrar el código Enigma de la Alemania nazi. Turing se suicidó en 1954, a la edad de 41 años, después de haber sido sometido a un tratamiento de castración para “curar” su homosexualidad.

En un artículo que publica hoy el diario The Daily Telegraph, Brown se disculpó en nombre del gobierno británico por la injusticia a que fue sometido Turing, juzgado y condenado según la ley vigente en la época por el delito de indecencia grave tras confesar que había mantenido relaciones sexuales con un hombre. El tribunal le dio a escoger entre ir a la cárcel o recibir un tratamiento hormonal. De paso, Turing perdió su empleo en un departamento del gobierno.

El primer ministro reconoció el aporte del matemático en la lucha de los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial. En sus palabras: “no es exageración decir que, sin esta destacada contribución, la historia de la Segunda Guerra Mundial podría haber sido diferente”

Es justicia póstuma pero justicia en todo caso. No habrá consuelo ni para Turing ni para muchos de los que sufrieron de una ley infame pero queda la satisfacción de saber que los gobernantes de este país son capaces de reconocer los errores del pasado.

Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: