La polvareda del caso Megrahi

Megrahi

Abdelbaset Alí Mohmed Al-Megrahi quiere limpiar su buen nombre antes de morir.

El ex oficial de inteligencia libia, que purgaba una condena a cadena perpetua en Escocia hasta la semana pasada por la muerte de 270 personas en la explosión de un avión de la aerolínea estadounidense Pan Am en 1988, asegura tener documentos que, según él, probarían que es inocente.

¿Es un alarde de un enfermo terminal de cáncer? De existir, ¿por qué no presentó antes esas pruebas?

Chivo expiatorio o victimario, este hombre de 57 años, que fue recibido como héroe en Trípoli, ha provocado la más intensa controversia política de los últimos tiempos en Gran Bretaña.

Polémica

Al Secretario de Justicia de Escocia Kenny MacAskill, quien tomó la decisión de poner en libertad a Megrahi, se le acusa de incompetente y de doblegarse a presiones del gobierno británico.

Asediado, MacAskill se defiende a capa y espada con el argumento de que su dictamen se apega al espíritu y la letra de la ley en casos humanitarios.

Las más agudas críticas están reservadas para el primer ministro Gordon Brown.

Algunos de los familiares de las víctimas y los adversarios políticos de Brown sospechan que el premier jugó un papel en la liberación de Megrahi.

Críticas

Creen que hay intereses económicos de por medio porque las compañías petroleras británicas en Libia no quieren perder un negocio de mucho rédito.

Los críticos quieren saber que dijo Gordon Brown sobre Megrahi en su encuentro con el presidente de Libia Muamar Gaddafi durante la cumbre del G8 en Italia en julio pasado.

Ante el silencio de Brown, el canciller David Milliband negó rotundamente que la decisión de poner en libertad a Megrahi tenga motivaciones políticas.

Otra importante figura del gobierno sobre la que cae la sombra de la sospecha es el ministro de Comercio, Lord Peter Mandelson, quien se reunió recientemente con Saif Al Islam, el influyente hijo de Gaddafi, en la isla griega de Corfú.

Al Islam declaró que la liberación de Megrahi es el resultado de un arreglo comercial pero Lord Mandelson lo niega con vehemencia.

La posición del gobierno británico insiste es que este asunto compete, única y exclusivamente, a la justicia escocesa.

Consecuencias

Como era de esperar, la excarcelación de Megrahi ha sido mal recibida en Estados Unidos, de donde eran la mayoría de los muertos en el atentado.

A pedido de los familiares de las víctimas estadounidenses, Washington trató de impedir el regreso del reo a Libia con insistentes solicitudes al gobierno escocés.

El fallo que abrió las puertas de la cárcel a Megrahi ha provocado llamados en Estados Unidos a boicotear a Escocia y a Gran Bretaña en general, algo inusual en las relaciones de dos países cuyos intereses están tradicionalmente en sintonía.

Como en una violenta tormenta de arena, tomará tiempo para que se calme la intensa polvareda que levanta el caso Megrahi.

Lamentablemente, el escándalo que ha causado la liberación de este hombre deja en un oscuro segundo plano lo que más debería importar: la justicia que merecen quienes perdieron la vida la noche del 21 de diciembre de 1988.

La realidad es que nadie tiene la más remota ilusión de que quienes ordenaron el atentado se sentarán alguna vez en el banquillo de los acusados.

—————————————

Contexto

La explosión del avión de Pan Am ocurrió cuando la aeronave sobrevolaba Escocia en ruta de Londres a Nueva York.

Como el atentado se produjo en el espacio aéreo de Escocia, el caso es de la competencia de la justicia escocesa, independiente del sistema legal de Inglaterra y Gales.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: