Un cubano con fecha de ejecución

Yosvanis Valle

El viaje que Yosvanis Valle emprendió a Estados Unidos a comienzos de los noventa lo llevó por el camino opuesto a la prosperidad que busca todo inmigrante.

Con 34 años, este cubano tiene los días contados. Morirá por inyección letal el próximo 10 de noviembre en una penitenciaría de Texas.

El crimen, por el que fue sentenciado a muerte en 2001, es el asesinato de José Martín Junco, un vendedor de drogas.

Yosvanis, que sólo alcanzó a estudiar en Cuba hasta el octavo grado, según el expediente del Departamento de Justicia Criminal de Texas, fue albañil y carpintero antes de probar suerte en el mundo de la delincuencia.

No tardaría en tener su primer problema con la ley: por posesión de un arma de fuego fue condenado a ocho años de cárcel.

Valle no cumplió la sentencia al lograr que lo pusieran en libertad bajo supervisión obligatoria en 1997.

Casi dos años más tarde entró en el domicilio de su víctima a la que robó y mató a balazos.

Según la fiscalía, el prontuario de Valle no termina ahí. Como miembro de la banda “La Raza Unida” habría cometido otros asesinatos.

Nada parece que pueda revertir una sentencia que Yosvanis apeló sin éxito en 2003.

Como casi todo criminal, la suya es una historia de infortunios, de creerle a los testimonios que interpuso su abogado en el proceso de apelación.

De niño habría presenciado los abusos a que era sometida su madre por varios de sus amantes y algunos de los actos sexuales en que, supuestamente bajo coerción, participaba la mujer.

Según la apelación, uno de los hombres castigaba a Yosvanis y a su hermano Gabriel, obligándolos a arrodillarse desnudos sobre objetos punzantes y con los brazos extendidos.

Entre otros incidentes de su niñez y adolescencia, Yosvanis habría sido testigo de varios intentos de suicidio de su madre.

Cuando su padre emigró a Estados Unidos a Yosvanis le nació una profunda obsesión por dejar detrás el conocido entorno familiar.

Quizás también necesitaba en él un guía que, a la luz de sus delitos, nunca encontró.

En una carta que escribió hace un tiempo a la organización alemana contra la pena de muerte Alive, Valle dice que todavía estaba en contacto con su padre.

Si el señor todavía está vivo, debe estar preguntándose qué pudo haber hecho para evitar la muerte de su hijo.

Deja un comentario

7 comentarios

  1. Victoria

     /  septiembre 3, 2009

    Yo soy la esposa de Yosvanis,lo que puedo decir es que no hay pruebas fisicas contra mi esposo,lo unico que los fiscales tienen es la palabra de otro miembro de la gang,que mira el caso fue el primero a ser acusado por ese asesinato.Cosa mas rara es que este hombre hizo un acuerdo y le dieron creo no mas de ochos años.Si usted es un peridista creo podrà leher los papeles al respecto,no es solamente mi palabra.Yosvanis no es un santo pero me lo van a matar por algo que no hizo!

    Responder
  2. cubanlad

     /  septiembre 5, 2009

    Victoria
    Gracias por su comentario. Le he enviado un correo electrónico. Por favor, si desea responder, hágalo por esa vía.

    Gracias

    Fernán González

    Responder
  3. Miguel

     /  julio 26, 2011

    = 0 y al final en q acabo sto?

    Responder
  1. Contra la pena de muerte « El blog de Fernán González
  2. Amor en el corredor de la muerte « El blog de Fernán González
  3. Yosvanis Valle: “sin miedo a morir” « El blog de Fernán González

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: