El Michael Jackson que prefiero recordar

Esta mañana Radio 4 confirmó lo que anoche presentí al ver la noticia de que a Michael Jackson lo habían llevado de urgencia a un hospital.

En estos días, traduje por encargo unas biografías de cantantes de pop y, por supuesto, estaba él y su legado.

Una búsqueda en internet me llevó al prodigioso zapato creado por Michael para su moonwalk, el paso que muchos adolescentes y jóvenes de mi época tratamos en vano de imitar.

Y es que ese Michael Jackson que nos maravilló fue único.

Pocas veces hay videos musicales que sean tema de conversación.

Recuerdo que en la Cuba de los ochenta, un primo, ahora en Miami, elogiaba con auténtico asombro la dinámica coreografía de Bad.

Muchas veces su música y su innovador estilo de baile bastó para alegrar más de un abúlico verano.

Fue lamentable ver el esperpento en que devino, figura de dolorosa burla.

Penosas las acusaciones que se hicieron en su contra; insano su comportamiento al suspender en el aire, desde un balcón a uno de sus hijos.

Imposible desligar uno del otro, pero no será esfuerzo para que la imagen de aquel genio con los pies haga olvidar la sombra.

Ese es el Michael Jackson que recordaré, el que recordaremos muchos.

Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: