México y los mexicanos: el estigma de la influenza


Anoche mis amigos y yo celebramos la inminencia de un importante acontecimiento en mi vida en un restaurante mexicano.

No faltaron las bromas sobre si deberíamos llevar mascarillas o ir disfrazados de cerdos.

Alguna gente que supo donde íbamos, me preguntaron entre lo jocoso y lo serio si el lugar era una opción sabia.

El brote de influenza A(H1N1)que ha causado 16 muertes confirmadas en México hace inevitable la sospecha.

El temor natural a la propagación de una enfermedad de la que todavía se conoce poco ha hecho que algunos países suspendan vuelos a territorio mexicano, a pesar de que la Organización Mundial de Salud insiste en que las restricciones a los viajes y el cierre de fronteras no detendrán el virus.

El diario mexicano El Universal lleva hoy el titular Crece rechazo en el mundo a mexicanos bajo el cual destaca: Un pasaporte nacional genera en el extranjero sospecha y aversión .

Según el rotativo, “a la prohibición expresa de varios gobiernos para que sus ciudadanos visiten México, la cancelación de vuelos y cruceros y la estigmatización de los viajeros que proceden de nuestro país, hay que agregar incluso la postergación de los encuentros de la Copa Libertadores. Los jugadores del Guadalajara y del San Luis, en su calidad de mexicanos, son rechazados en Colombia y Chile”.

Y añade: “En las últimas horas México se quedó prácticamente sin turistas, pues tienen miedo de quedarse o venir a territorio nacional. Incluso, algunos países como Argentina han mandado aviones para “rescatar” a sus ciudadanos “varados” en suelo mexicano”.

Más adelante, El Universal señala que “el secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, alertó que con la baja actividad turística y una crisis que se remonta desde finales del año pasado, la planta laboral del sector conformada por 2 millones 200 mil personas está amenazada con despidos”.

Ayer miraba en una pantalla en el restaurante mexicano, donde me divertí de lo lindo con mis amigos, las imágenes de Yucatán, Chiapas y Oaxaca, algunas de las cuales conocí durante una visita en 1996.

No pude menos que sentir cierta tristeza al ver que la epidemia aísla un país con tanto que ofrecer, un país que tenía tantas esperanzas de promoverse con el bicentenario de su independencia en 2010.

Dios quiera que pase rápido esta injusta pesadilla.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: