Atentados de Londres: todavía sin justicia

Tres hombres acusados de ayudar a los cuatro atacantes suicidas del 7 de julio de 2005 en Londres fueron absueltos ayer.

Sobre la noticia, el diario The Guardian tiene el titular más elocuente:

Cuatro años, 52 muertos, 100 millones de libras- no hay condenas.

Dos de los absueltos, jóvenes musulmanes nacidos en Gran Bretaña, deberán todavía responder por su intento para alistarse en un curso de entrenamiento en técnicas terrorismo en Pakistán.

Hay frustración en los familiares de las víctimas, la policía y en muchos británicos porque los perpetradores de los atentados no actuaron solos.

En medios de seguridad se calcula que hasta 20 personas habrían colaborado con los suicidas del 7 de julio.

Los tres hombres absueltos ayer, Waheed Ali, Mohammed Shakil y Sadeer Salem, habían sido acusados específicamente de participar en operaciones de reconocimiento en Londres en preparación de los atentados.

La prueba contra ellos es que se encontró ADN y huellas dactilares que los vinculaban a fábricas de explosivos en Leeds, en el norte de Inglaterra y un viaje a la capital en compañía de dos de los atacantes, Hasib Hussain y Germaine Lindsay entre el 16 y el 17 de diciembre de 2004.

Su defensa fue que sólo vinieron a pasear a Londres y que se oponen por convicción a los atentados suicidas.

A pesar de que en este país hay cámaras de vigilancia por todas partes no se encontró ninguna filmación de la visita.

Así están las cosas.

Según The Guardian, la comisión de inteligencia y seguridad del parlamento publicará un informe que señala las “oportunidades perdidas” del MI5, el servicio de inteligencia nacional y la policía de West Yorkshire, el condado de donde eran los autores materiales de los atentados para seguir la pista a dos de los atacantes suicidas.

Hay muchas dudas sobre el papel de los servicios de inteligencia y la policía por lo que parece negligencia y falta de comunicación.

A falta de pruebas, es poco probable que nadie sea llevado a los tribunales por haber colaborado o protegido a los asesinos, llamémoslo aunque sea una vez por lo que son.

Por eso es más urgente que nunca que comience una investigación independiente sobre lo que falló en el trabajo del MI5 y la policía.

Es lamentable decirlo pero es lo menos que puede hacerse por los sobrevivientes y los familiares de las víctimas.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: