Trascendencia de Cecil Beaton

De vez en cuando es necesaria una retrospectiva de la obra de pintores y fotógrafos que nos dieron testimonio de una época.

Tal es el caso de la exposición de fotos del británico Cecil Beaton (1904-1980) que podrá verse a partir del 22 de abril y hasta el 16 de mayo en la Galería Chris Beetles de Londres.

La muestra se presenta como la primera en 25 años en Gran Bretaña.

En vida, Beaton se ganó admiración y aplauso por fotos como las que incluyo aquí.

Para quienes ya identificaron los personajes en los retratos, sí, se trata de Marylin Monroe, Jacqueline Bouvier (Jacqueline Kennedy, de soltera) con su hermana Caroline Lee y, en la tercera foto, Greta Garbo.

Beaton se destacó por fotografiar a personajes de la alta sociedad y del mundo del cine y el arte.

Para él posaron la reina Isabel II, el primer ministro Winston Churchill, Albert Camus, Jean-Paul Sartre, Salvador Dalí y su esposa Gala, entre muchos otros.

La suya es fotografía estilizada, muy de Vogue y Vanity Fair, revistas para las que trabajó.

Su mérito está en haber representado con singular habilidad el ideal estético de una época.

Alguien ha dicho que tenía en el ojo la gracia que el compositor Noel Coward exhibía en el hablar.

De todas formas, a él se le atribuyen frases como “quizás el segundo peor crimen en el mundo es el aburrimiento, el primero es ser aburrido”.

Un reflejo de los círculos sociales en los que se movía Beaton.

A pesar de la distancia en el tiempo, la obra de este celebrado fotógrafo sigue entusiasmando a profesionales y al público en general.

Aunque nadie pretende recrear su estilo, su influencia es evidente en fotógrafos de nuestros días.

Basta con ver algunos de los retratos de Annie Leibovitz para darse cuenta, aunque los de ella sean más naturales, más descarnados.

Hay una foto en la exposición que sale de la temática habitual de Beaton.

La tomó durante los bombardeos de la Luftwaffe alemana sobre Londres y otras ciudades británicas durante la Segunda Guerra Mundial cuando trabajaba para el Ministerio de Información.

Se trata de una niña de tres años, Eileen Dunne, que convalece en un hospital londinense tras ser herida en uno de los ataques.

La foto habría sensibilizado a la opinión pública en Estados Unidos a favor de que el país entrara en la guerra contra la Alemania nazi.

Sin proponérselo, el esteta trascendió así más allá de su ámbito preferido de fama y riqueza.

Entrada anterior
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: