Receta para la depresión

La semana comienza con muertes, sea por desastres naturales o por la violencia que unos seres humanos inflingen a otros.

Esta mañana me desperté con la noticia en Radio 4 sobre el terremoto en Italia.

El sismo destruyó gran parte de la ciudad de L’Aquila, 95 kilómetros al noreste de Roma.

El número de víctimas aumenta a medida que avanzan los equipos de rescate.

En Irak, donde la máquina de la violencia anda desde hace tiempo a paso lento, más de 20 personas perdieron la vida y 64 quedaron heridos en la explosión de cuatro carros bomba.

Estas son sólo dos horribles tragedias en un rosario que no acaba.

Un hombre mató a sus cinco hijos en Estados Unidos y luego se suicidó porque la esposa le era infiel.

Unos días antes, un vietnamita residente en ese país dio muerte a 13 personas en un centro de ayuda para inmigrantes.

La semana pasada, un barco con más de 200 personas a bordo, africanos en busca de mejor vida en Europa, naufragó en aguas del Mediterráneo.

Sólo se han encontrado una veintena de cuerpos en este “cementerio sin lápidas” como describe el Mediterráneo la Caritas italiana.

Ya sé que siempre habrá muertes que lamentar y que las precauciones que puedan tomarse nunca garantizan que los desastres naturales no cobren víctimas.

¿Pero y aquellas que sí podemos evitar?

Las páginas de los diarios son la mejor receta para la depresión.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: