El futuro del capitalismo


La época, o épocas, que me ha tocado vivir han sido ricas en acontecimientos de gran trascendencia que cambian el rumbo de la historia.

Basta citar la caida del comunismo en Europa Oriental, la desintegración de la Unión Soviética, los atentados del 11 de septiembre, la disminución del poder de Estados Unidos, el ascenso de China como potencia mundial y la crisis económica mundial en que nos encontramos, la mayor desde los años treinta del siglo pasado, según se nos dice.

Ahora precisamente, y de creer a quienes saben de economía, hemos llegado a un momento de cambio porque el modelo de liberalización económica se ha agotado.

La situación actual causada por la irresponsable imprudencia, o estupidez, de los bancos, de prestar dinero a quienes no podían pagar, ha llevado a muchos a preconizar el fin del capitalismo.

Otros, sin embargo, creen que es muy temprano para declarar la muerte de un sistema económico, que con todas sus falencias, es el único que tenemos.

Si lo desmantelamos, ¿qué ponemos en su lugar?, se preguntan.

Esa inquietud ha motivado al diario británico The Financial Times, la biblia del mundo de las finanzas, a publicar un foro bajo el título El Futuro del Capitalismo.

Se trata de debates, artículos, preguntas y respuestas a cargo de expertos en temas económicos.

El rotativo publicó a comienzo de semana el video de un panel que tuvo lugar en la Bolsa de Londres y que contó con la participación de Howard Davies, director de la London School of Economics, Donald Brydon, futuro director del Royal Mail, el servicio de correos de Gran Bretaña, y John Studzinski, de Blackstone, un private equity group, es decir, un “gestor de activos y proveedor de servicios de asesoramiento financiero alternativo internacional”.

Es interesante la interpretación que estos señores hacen de hacia donde nos encaminamos.

Ninguno de ellos aventura una predicción catastrófica del sistema.

Para Davies, de la prestigiosa London School of Economics, conocida también como LSE, debe establecerse obligatoriamente un nuevo contrato social entre Estado y mercado, porque el Estado no puede seguir siendo un apagafuegos en las crisis.

Para el académico, es necesario también que se busque un equilibrio entre lo nacional y lo global. Según él, la globalización campeó por sus respetos sin un marco de reglas. Uno de los peores casos en ese sentido, afirma, fue en la Unión Europea.

Davies se muestra preocupado por la inestabilidad que podría sobrevenir en los países de Europa Oriental, donde la crisis golpea con fuerza.

También señala el experto que España, Portugal, Italia y Grecia han sido perdedores en esta crisis.

Dice que para estos países tener el euro como moneda no llevó a una disciplina fiscal y concluye que su competitividad se ha deteriorado.

Davies recomienda a Canadá y Australia como buenas opciones para invertir debido a su banca regulada y su estabilidad política.

Por su parte, Donald Brydon considera que estamos simplemente en un momento de péndulo y cita a Adam Smith para referirse a tres posiciones: “nos preocupamos por nosotros mismos, nos preocupamos por otros y perjudicamos a otros”.

Según Brydon, nos hemos dado cuenta que estamos haciendo daño y nos vamos al otro extremo.

Brydon cree que llegará un momento en que un excesivo papel del Estado se agote también y entonces regresaremos a otro período de liberalización.

Con tanto control, no habría sido posible el desarrollo de nuevas tecnologías.

Finalmente, John Studzinski considera que Estados Unidos saldrá bien de esta mala racha.

También ve buenas perspectivas para Corea que, según él, podría reunificarse (¿Veré también ésto?, me pregunto).

Recomiendo el debate. Habrá otros en Hong Kong, Francfort y Nueva York.

Pocos son los que se atreven a extender un certificado de defunción por anticipado al capitalismo.

El enfermo está en cama pero, como ha demostrado en otras ocasiones, tiene una extraordinaria capacidad para recuperarse.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: