Irlanda del Norte: ¿vuelve la pesadilla?

El golpe fue fulminante y brutal.

Dos jóvenes soldados británicos apostados en una base militar en Irlanda del Norte murieron este fin de semana en medio de una lluvia de balas cuando, ajenos al peligro, esperaban la entrega de unas pizzas.

El llamado IRA Auténtico (Real IRA), un grupo que insiste en que Irlanda del Norte debe ser independiente de Gran Bretaña, se adjudicó el ataque.

La muerte de los dos militares, Patrick Azimkar, de 21 años, y Mark Quinsey, de 23, ha causado no sólo tristeza sino también profunda preocupación, tanta que el primer ministro Gordon Brown viajó de inmediato a la provincia, en paz desde hace casi once años cuando se firmó el Acuerdo del Viernes Santo entre los independentistas católicos y los unionistas protestantes.

Por si fuera poco, nos llega ahora la noticia de que un policía murió cuando investigaba “actividades sospechosas”.

Muchos de quienes me leen tienen suficiente edad para recordar los tiempos en que Irlanda del Norte se desangraba en un constante ciclo de violencia entre las dos comunidades.

Con muchas dificultades y a lento paso, se consiguió finalmente que en 2007 los independentistas del Sinn Féin, el ala política del IRA, y los unionistas formaron juntos un gobierno regional.

Este milagro político de nuestro tiempo es considerado unos de los grandes logros del gobierno de Tony Blair.

Sin embargo, a pesar de que el principal grupo que aboga por la independencia, el IRA (Ejército Republicano Irlandés) depuso las armas, varias facciones disidentes insisten en continuar la lucha armada por la independencia de Irlanda del Norte.

Se trata del mencionado Real IRA (RIRA), el IRA de la Continuidad (CIRA), el Ejército Irlandés de Liberación Nacional( Irish National Liberation Army, INLA) y Óglaigh na hÉireann que en lengua irlandesa significa Voluntarios o Guerreros de Irlanda.

Son grupos pequeños y de escaso apoyo pero con la perversa capacidad para llevar a cabo ataques como el de este fin de semana.

Esperemos, roguemos, que no regrese la violencia que desde los años 60 cobró más de 3,600 vidas, no sólo en Irlanda del Norte sino en otras partes del Reino Unido.

La muerte de tres hombres en 48 horas es un mal presagio.

Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: