Identidad y nacionalismo


La única vez que muchos fuera de estas islas han oido el nombre Gales es en el título que ostenta el heredero de la corona británica y, usualmente, su cónyuge.

Algunos creen que Gales es sólo una región dentro de Gran Bretaña.

Tan diluido se encuentra en su histórica relación con Inglaterra este país de alrededor de 3 millones de personas y casi 21 mil kilómetros cuadrados.

Hoy los galeses celebran su identidad en el día de la muerte de su patrón, San David, un monje del siglo VI.

Muchos izarán banderas con un mitológico dragón, entonarán el himno Land of My Fathers y se prenderán de las solapas puerros y narcisos, símbolos de su nación.

El gesto es parte de un rito de reafirmación de lo propio, de lo que los define.

Durante siglos aprendieron a convivir con la hegemonía de un vecino que impuso idioma y jurisprudencia.

En ese acomodamiento hubo lamentables pérdidas.

Como en Irlanda y Escocia, sólo una minoría (una quinta parte de la población galesa) habla la lengua autóctona.

Pero aún aquellos que abandonaron su herencia lingüística se sienten intrínsecamente galeses.

Primero galeses, británicos después.

La celebración de hoy es expresión de un nacionalismo cultural no excluyente.

Es cierto que una minoría agita, de vez en cuando frenéticamente, el pendón nacional para fijar casa aparte, una meta que es a todas luces improbable.

La mayoría, en contraste, acepta la realidad de un antiguo maridaje con Inglaterra.

Destinados, condenados, a vivir juntos como los personajes de A Puerta Cerrada, la obra de teatro de Jean-Paul Sartre, no tienen otra salida.

Quizás otras naciones pueden mirarse en el espejo de Gales. Este pequeño país puede ser un ejemplo: con notable realismo ha olvidado ofensas históricas.

Su pasión por el rugby, sus referentes culturales y entre ellos sus cantos (¡y cómo cantan los galeses!) trazan el mejor cauce para la identidad.

En nuestra época, ése es el más positivo de los nacionalismos.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Y usted qué opina?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

  • El autor en Twitter

  • Follow Cuba y otras obsesiones on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: